LA FORTALEZA DE UN PUEBLO

Entre 1915 y 1923 se produjo un genocidio que la humanidad a√ļn no valora en su correcta dimensi√≥n

La fortaleza de un pueblo Entre 1915 y 1923 se produjo un genocidio que la humanidad a√ļn no valora en su correcta dimensi√≥n: un mill√≥n y medio de armenios fueron masacrados por los turcos.

En Rosario, los descendientes de las v√≠ctimas no cesan en su reclamo. “¬ŅY el idioma qu√© culpa tiene?” le respond√≠a Pedro Kassabian a su mujer Rosa Sahakian, cada vez que ella le preguntaba por qu√© le segu√≠a hablando en turco despu√©s de todo lo que les hab√≠an hecho. El idioma no ten√≠a la culpa, pero aquellos que le prohibieron a Pedro en su tierra hablar en armenio, s√≠. Rosa lo entend√≠a, pero hasta el resto de sus d√≠as le respondi√≥ en armenio. Argentina tiene una de las di√°sporas armenias m√°s grandes del mundo.

En Rosario viven más de 300 descendientes que siguen recordando y reclamando que el Estado turco reconozca el genocidio llevado a cabo entre 1915 y 1923, en el que más de un millón y medio de personas fueron aniquiladas.

Acto y convocatoria

Este martes 24 se conmemoran 103 a√Īos del genocidio armenio perpetrado por el Estado turco. Los descendientes de quienes llegaron exiliados a Rosario realizar√°n un acto en el Memorial no me Olvides (Dorrego y el r√≠o) a las 13 horas, para recordar al mill√≥n y medio de v√≠ctimas y seguir reclamando el reconocimiento que a√ļn hoy es negado. Adem√°s, a las 19, la C√°tedra Armenia de la UNR realizar√° un conversatorio en el Museo de la Memoria.¬†

*Extracto de nota publicada el domingo 23 de abril en la sección Cultura y Libros del diario La Capital, cuya autoría corresponde a Tefi Sahakian.